caballo arabe

En las diferentes regiones del mundo han predominado y surgido diferentes especies de caballo. En nuestros días algunas de ellas están universalizadas y extendidas por casi todos los países, ganando algunas de ellas, una gran popularidad. Esto es lo que ha ocurrido con el caballo árabe que analizaremos en el post de hoy de nuestro blog en seguro para caballos. ¿Quieres conocer más sobre esta raza? ¡Pues sigue leyendo y seguro te sorprenderás!

El caballo árabe: Una raza insólita y con una gran historia

En MV Aseguradores nos gustan mucho los caballos y en el artículo de hoy queríamos empezar por esta bonita raza:

La procedencia de este tipo de animales, como su propio nombre indica, se sitúa en la Península de Arabia hace aproximadamente unos 2,500 A.C. Los expertos que han analizado el ADN de los restos de los primeros ejemplares hallados, han estudiado la evolución de la raza y concluido con que, la hipótesis más probable es que los primeros caballos de la raza árabe fueran bastante diferentes a los que conocemos actualmente y su anatomía pueda haber cambiado.

Es posible que estos ejemplares no sean como los que conocemos en la actualidad, ya que, no debemos de olvidar que se trata de la raza más pura y probablemente más antigua de caballo que se conserva en la actualidad.

A nuestro país estos caballos llegaron en el siglo VII con la conquista árabe de buena parte de la península.


El mejor seguro para tu caballo

Más Información


Algunos datos curiosos de esta raza de caballas

Para finalizar este apartado te comentaremos que lo que hace más distinguible y especial a esta raza es la estática composición de su esqueleto, el cual, a diferencia de los caballos de otras razas existentes, cuenta con 17 costillas, 5 huesos lumbares y 16 vértebras caudales.

Por otro lado, la mayoría de las demás razas tienen características heredades de esta, y es la única especie de caballo que ha influido en casi todas las demás razas equinas.

Y por si esta fuera poco, su cabeza también cuenta con unas dimensiones algo mayores que la de los demás caballos, mientras que sus orejas son más pequeñas y su crin, cola y demás pelaje poseen una suavidad única cuyo tacto es similar a la seda, cuando los individuos son jóvenes. Además de contar, muchos de los especímenes de la especie, con un pequeño aumento en la frente entre los ojos, conocido como “jibbah” y que es totalmente característico de los caballos árabes, los expertos piensan que la especie lo desarrolló para poder sobrevivir en su natal clima seco del desierto africano.

Los caballos árabes, una raza con mucho carácter

En este apartado analizaremos las características principales y que más cabe sobresalir de los caballos de la raza árabe.

La musculatura y el esqueleto de los caballos árabes son densos y fornidos, sin embargo están especialmente indicados para ser montados por jinetes de peso medio – bajo, permitiéndoles una gran flexibilidad y versatilidad en los movimientos. Por otro lado, la espalda de este caballo suele ser corta y sus caderas son anguladas y bastante profundas, pero perfectamente niveladas gracias a la altura de sus lomos.

Por otro lado, estos caballos tienen un balance natural muy especial que los dota, por lo general, de gran agilidad y empuje, unas cualidades que son totalmente esenciales para cualquier caballo de guerra en el desierto, y que hoy en día es empleado en múltiples disciplinas competitivas.

En cuanto al carácter y a la actitud que suelen mostrar estos animales, los caballos árabes poseen un carácter activo y muy animado, además de poseer una gran forma física, agilidad y resistencia. Son caballos que están acostumbrados a la convivencia con humanos y suelen ser dóciles y fáciles de domesticar. Tampoco debemos de pasar por alto que los caballos árabes son una de las pocas razas que les permiten montar a los menores de 18 años en la mayoría de los clubes hípicos de los diferentes lugares del mundo.

Por otra parte, a los caballos de raza árabe se los denomina también como caballos de “sangre caliente”, y al igual que las demás especies equinas con esta denominación, estos caballos poseen una excelente inteligencia y destreza que les permiten aprender hábitos y comportamientos (tanto los buenos como los malos) de manera sencilla y muy rápida. Por otro lado no toleran prácticas de entrenamiento abusivas y pueden mostrar su faceta más rebelde en caso de ser maltratados físicamente.

Por último, hablaremos acerca del tamaño de la mayoría de estos caballos. Según la Federación Ecuestre Estadounidense, el estándar en cuanto a dimensiones de este caballo es de entre 143,3 cm y 153,4 cm de altura, aunque puede haber, de forma ocasional algún individuo que sea de mayor o menor tamaño. Además, la altura no se ve modificada en función de si el caballo árabe es macho o hembra, ni tampoco encontramos en esta especie una subespecie de ponis, que tengan un menor tamaño.

¿Conocías esta raza de caballo? ¿Alguna vez has montado o competido en un caballo de esta raza? ¡Cuéntanos tus experiencias con estos animales! Y envíanos tus comentarios, dudas y sugerencias a través de nuestro correo electrónico o con un comentario en el blog.

Además también te invitamos a que sigas a nuestra comunidad de usuarios a través de las redes sociales para compartir información, fotos y otros contenidos de interés que estén relacionados con esta y otras razas de caballos. ¡Estamos en Facebook y twitter, síguenos!

comparte

One Response Comment

Comments are closed.

Mostrar
Ocultar