la salud de tu caballo

La salud de tu caballo es fundamental para ofrecerle al animal una buena calidad de vida, que repercutirá directa y positivamente en todas las actividades que este realice. En el artículo anterior de nuestro blog acerca de la salud de los caballos, vimos cómo detectar y controlar los síntomas que pueden indicarnos que el animal está siendo víctima de diferentes patologías. También os enseñamos cómo equipar adecuadamente un botiquín de primeros auxilios para tu caballo.

Enfermedades que podrían estar afectando a la salud de tu caballo

En este artículo conoceremos más acerca de dos de las enfermedades que habitualmente afectan a la mayoría de los caballos, en diferentes etapas de su vida: la Adenitis equina y la anemia equina. Además, también queremos explicaros sus principales síntomas y cuál es la mejor manera de hacer frente a las mismas, antes de acudir al especialista, lo cual suele ser necesario en ambos casos.

Puedes leer los artículos anteriores en los siguientes enlaces:

Parte 1

Parte 2

Por último, también queremos recordaros que es muy importante tener siempre vigente el calendario de vacunas del caballo, no solo cuando es un potro, ya que de esta forma evitarás muchas de las enfermedades infecciosas que puede contraer.

Enfermedades que podrían estar afectando a tu caballo:

La Adenitis equina

¿Qué es esta enfermedad? 

Se trata de una enfermedad infecto – contagiosa, de tipo febril, y que puede afectar a tu caballo de forma aguda o de manera subaguda. La Adenitis afecta al tracto respiratorio superior y a los ganglios adyacentes (los retrofaríngeos y los submandibulares) del caballo. Se da lugar sobre todo en potros menores de 2 años de edad y está causada por Streptococcus equi (una bacteria gram +), la cual es muy contagiosa, y cuya la principal forma de entrada de la bacteria a través de las vías respiratorias. En cuanto a su periodo de incubación es de 3 a 8 días.

¿Cuáles son sus principales síntomas?

Los principales síntomas de esta patología son la fiebre, el abatimiento y la extrema delgadez. Además, también se pueden observar otros síntomas físicos más concretos, como una secreción serosa y luego purulenta.

Por otro lado, los ganglios se inflaman, se tornan duros, calientes y dolorosos. Esto puede observarse de forma clara, incluso a través de la piel.

¿Qué tratamiento debe de recibir el caballo?

El tratamiento y diagnóstico de la enfermedad deberá de ser realizada por un veterinario. Y para ello, además de presentar los síntomas, se realizan muestras de secreción que luego son analizadas en un laboratorio. Por lo general, puede curarse al cabo de 2 o 3 semanas. Y en cuanto al tratamiento, este se basa en el uso de antibióticos como la penicilina de depósito o sulfa-trimetoprim.


 

¿Sabías que con nuestro Seguro de Callos tienes cubierta asistencia sanitaria veterinaria para tu caballo?

Seguro para Caballos: Cobertura


 

La anemia infecciosa equina

¿Qué es esta enfermedad? 

Se trata de una enfermedad equina, de carácter infeccioso, y por ello, muy fácilmente transmisible, causada por un virus de la familia Retroviridae. En cuanto a la transmisión, suele darse lugar a través de picaduras producidas por artrópodos hematófagos.

¿Cuáles son sus principales síntomas?

Puede aparecer en diferentes niveles de gravedad, siendo diferentes los síntomas en cada caso. Sin embargo, por lo general, todos los animales afectados suelen tener fiebre, abatimiento, anemia y aparición de edemas. Por otro lado, también suelen aparecer síndromes más específicos según el órgano que haya sido afectado. De no hacer caso a los síntomas, podrá convertirse en un patología crónica y favorecer la muerte del animal de modo prematuro.

¿Qué tratamiento debe de recibir el caballo?

Esta enfermedad cuenta con un diagnóstico médico bastante complicado, puesto que su sintomatología no es tan específica como la de otras.

Por lo general, para detectarla con un alto porcentaje de fiabilidad, se usa el Test de Coggins, un método de laboratorio de elección para identificar animales infectados por esta enfermedad, sea cual sea el grado de desarrollo o el tiempo que lleve infectado el animal.

Por lo general, la anemia equina suele contar con un periodo de incubación en caballos que dura unos 20 días.

Y respecto al tratamiento lo cierto es que, a día de hoy, no hay un tratamiento concreto para hacerle frente, y simplemente se desarrollan tareas de control, aislamiento y en casos muy extremos se deberá de sacrificar el caballo para evitar el propio sufrimiento del animal o el posible contagio a otros con los que comparta establo.

Sin embargo, si tu caballo sufre anemia, no debes de alarmarte, ya que es un problema que puede controlarse de manera sencilla a través de una alimentación adecuada y revisiones periódicas al veterinario. Es más, en la mayoría de los casos en los que no se encuentra demasiado avanzada, suele producirse incluso mejoría, en un plazo no muy largo desde que se comienza el tratamiento para hacerle frente.

Y tú, ¿alguna vez has tenido a tu caballo afectado por una de estas enfermedades? ¿Cómo ha sido la evolución? ¿Ha habido contratiempos? Cuéntanos tu experiencia, envíanos tus dudas, comentarios o cualquier otra info que quieras. Puedes hacerlo a través de comentarios en este blog, o directamente contactando a través de email.

Y sigue nuestras comunidades en las redes sociales para estar al día de esta y otras noticias interesantes relacionadas con el mundo de los caballos, su salud y demás aspectos. ¡Y anímate a compartir con nuestros usuarios, fotos, videos, o impresiones!

comparte

No Comment

Comments are closed.

Mostrar
Ocultar